Llama gratis al 900 102 770
Telefono Delegaciones
Telefono Madrid
Telefono Málaga
Telefono Barcelona
Telefono Guadalajara

Mudanzas de Muebles, qué debemos saber

En una mudanza por cambio de vivienda o de oficina, los muebles jugarán un papel principal. Y es que, es más fácil transportar un juego de sábanas o unas maletas cargadas de ropa que un armario ropero o una mesa camilla. Tanto por su tamaño como por su peso o valor. Con valor nos referimos a esos muebles de alto valor sentimental o alto valor económico. Osea, muebles de madera maciza o de diseños exclusivos. Por lo que las mudanzas de muebles son algo a lo que prestar especial atención.

Sea como sea, deberemos tenerlos en cuenta a la hora de hacer el equipaje. Para poder elegir una empresa de mudanzas adecuada para el traslado.

Atenciones específicas que debes considerar en las mudanzas de muebles

Existen muchos tipos de mudanzas que requieren de accesorios específicos para garantizar la seguridad de la mercancía en los traslados. También hay servicios vinculados que pueden ser considerados la mejor opción para un cliente que no tiene espacio suficiente para guardar estos objetos. Por ejemplo, el alquiler de trasteros y los guardamuebles. Ellos son alternativas interesantes si lo que pretendes es liberar espacio por un tiempo determinado.

Sin embargo, cuando se pretende conseguir el mejor servicio para las mudanzas de muebles hay ciertos requisitos que una empresa debe ofrecer: los accesorios que se utilizan para poder transportar toda la mercancía sin que sufra ningún daño, así como la mano de obra especializada son claves a la hora de elegir la alternativa más segura y que te de mayor confianza.

¿Qué tipo de elementos de protección se utilizan en las mudanzas de muebles?

En Mudanzas Las Naciones ofrecen toda una serie de accesorios para garantizar la seguridad en las mudanzas de muebles. Por ejemplo, las burbujas con foam y el bullcraft puede ser la opción más adecuada. Especialmente si los objetos no son demasiado frágiles y no requieren de cuidados específicos por su antigüedad.

Sin embargo, las mantas son las preferidas a la hora de conseguir el mejor resultado. No se trata de mantas como las de casa. Son mantas con altos costes para la empresa fabricadas en materiales muy resistentes. Todo para asegurar que el mueble se mantendrá en óptimas condiciones durante el traslado.

Además, los servicios específicos de personal especializado en montaje y desmontaje de muebles son ideales para las personas que buscan que todo esté listo cuando su mudanza de muebles termine.

Por si todo esto fuese poco, puede que en casos muy específicos requieras de un ebanista. El nos dará un trato concreto al mobiliario aún más especializado. Esta alternativa, muy poco frecuente, es una de las características extras que te ofrecen en Las Naciones. Descubre más razones por las que contratar a Mudanzas Las Naciones, ¡estamos para ayudarte!

Ahorra dinero en muebles restaurando

¿Sabías que la compra de muebles es uno de los gastos más importantes de una mudanza? Cuando compramos una nueva vivienda o nos vamos de alquiler, a la mayoría de personas nos gusta estrenar muebles y cambiar el estilo de nuestra vivienda para que sea nueva en todos los sentidos. El problema viene cuando el coste de esta renovación supera nuestro presupuesto…

A la vez que nuestra conciencia social y la preocupación por el medio ambiente se ha desarrollado, tendemos a aplicar nuestro nuevo estilo de vida a todos los ámbitos de nuestra vida. Por eso, la restauración de muebles es perfecta tanto para ahorrar dinero como para reducir nuestro impacto en el planeta. Por un lado, conseguimos sortear la pérdida de poder adquisitivo que nos ha afectado con la última crisis económica y, por otro, reducimos la tala masiva de árboles que tanto daño hace a la naturaleza.

Otra de las ventajas de restaurar muebles es que, hace 20 o 30 años se utilizaba madera maciza para la elaboración de prácticamente cualquier cosa, mientras que ahora, como hay ciertos tipos de madera que se han encarecido o los árboles no crecen a un ritmo que sirva para cubrir los que se talan, al final la mayoría de fabricantes usan compuestos artificiales, madera de baja calidad, o proveniente de árboles de crecimiento rápido.

Si tienes la suerte de contar con algún mueble o articulo de decoración de tus abuelos que esté hecho de madera de sándalo, bubinga, ébano o roble, te compensa muchísimo restaurarlo. Y es que, la industria de la restauración está tan de moda que no tienes ni que comprarte las herramientas, fácilmente podrás encontrar en internet tiendas que te alquilan el equipo por días. Mientras que los materiales como el tapa poros o el barniz son también muy baratos.

Sin embargo, ¿sabes cuanto cuesta hoy en día una puerta maciza trabajada en roble? Incluso si compras un modelo moderno, con un poco grosor y con diseño liso, el precio duplica al contrachapado.

Muebles restaurados, conserva tu herencia familia

Además, otro factor importante de la restauración de muebles es que, si estos artículos son de herencia familiar, tendremos la posibilidad de tener en casa algún mueble o accesorio de nuestros padres y abuelos para recordarlos. El valor sentimental de un objeto se multiplica y siempre nos traerá buenos recuerdos cada vez que lo usemos. Al final, restaurando muebles estamos cumpliendo nuestro objetivo principal de reducir los gastos que implica mudarse a una nueva vivienda a la vez que disfrutamos de una actividad personal y apasionante.

 

¿Cuál es la mejor forma de preparar los muebles durante una mudanza?

El traslado de muebles y objetos pesados es una de las partes de la mudanza que más quebraderos traen consigo. No es solo por el hecho de que sean objetos pesados. Es sobre todo el pensar en desmontarlos sin que se rompan al moverlos. ¿Has probado alguna vez a desmontar una estantería que lleva 5 años instalada? Mover los tornillos puede ser una pesadilla, al igual que el posterior montaje y conseguir que el resultado sea igual.

 

Sugerencias para el traslado de muebles en tu mudanza

Para que el traslado de muebles sea más sencillo te proponemos 8 sugerencias que te ayudarán durante la mudanza:

1. Ata los muebles dentro del camión: Aunque parece evidente, cuando organizamos el contenido del camión de la mudanza cual juego de Tetris, no podemos llevar una desagradable sorpresa si algún objeto está suelto y nos golpea a nosotros o a alguna caja delicada.

2. La cinta aislante es tu amiga: Para todo lo que puedas imaginar y más. No hay artículo que nos salve de más situaciones comprometidas que un buen rollo de cinta aislante, sirve para atar, sujetar, aislar del polvo o líquidos, evitar que se termine de romper algo…

3. Quita las patas a las mesas: Error de principiante. Siempre hay que quitar las patas de las mesas antes de trasladarlas, es la única forma de garantizar que la estructura no va a sufrir ningún daño y luego no va a quejar coja.

4. Desmonta los muebles grandes: Aunque tardes más, al igual que con las mesas, se recomienda desmontar las estanterías o cualquier tipo de mueble grande como los armarios. De esta forma evitamos golpes o que las puertas se desencajen.

5. Utiliza mantas y cojines como protección: Utiliza de forma inteligente los elementos que tienes en casa. Una manta puede aislar y proteger un mueble, y un cojín grande puede separar varios de ellos durante el traslado. Aunque contrates una empresa de mudanzas en Madrid o cualquier ciudad, puedes ayudar a organizar el traslado.

6. Usa fundas de plástico para evitar el polvo: Si usas fundas de plástico evitarás tener que limpiar después de hacer la mudanza grande. Es una cuestión práctica para ahorrar tiempo.

7. Utiliza un carrito de transporte: El uso de un carro de transporte evitará accidentes,  caídas y dolores de espalda. Es un objeto que compensa en todos los sentidos.

8. Asegúrate que no hay nada suelto en el camión: Hacer doble check y comprobar que todo está en orden, atado y bien colocado es esencial.

 

Consejos para adaptar tu salón al estilo vintage

Que la moda es un ciclo que se repite de forma periódica es un hecho comprobable. A lo largo de los años hemos visto como prendas de ropa que vestían nuestras abuelas o nuestros padres son objeto de deseo de los jóvenes, a la vez que esta tendencia de recuperar lo que era popular hace 30 años también ha llegado al hogar.

Aunque eso sí, el estilo vintage del 2017 está adaptado a nuestra época. Y es que, por mucho que queramos un salón con sillones con diseño antiguo, o un escritorio de hace 50 años, nadie puede negar que en esa misma habitación tendremos que integrar una televisión plana, un ordenador, o mil aparatos tecnológicos más. Por ello, vamos a elaborar una pequeña guía para no cometer fallos en la decoración de nuestra casa:

1. No tengas prisa e investiga primero. Cuando hacemos una mudanza, la mayoría de personas quieren aprovechar ese proceso para decorar su nueva casa con un nuevo estilo. Sin embargo, el estrés de la mudanza y las prisas por dejar la vivienda habitable nos pueden llevar a cometer varios errores importantes. Muchos de los diseños vintage tienen un precio elevado. Así que antes de comprar nada es muy recomendable empaparse del estilo, sus tendencias y su evolución en el tiempo. Comprar 3 o 4 revistas o pasar una tarde buscando diseños en internet, nos evitara dolores de cabeza y dinero.

2. Muebles de segunda mano. Una de las esencias del estilo vintage es la de aprovechar los muebles originales de la época que queremos emular. Nunca encontrarás un escritorio como el que tenía tu abuelo en su despacho. Ni tampoco una mesa del salón tan bonita como la de tu madre cuando se casó. Coger estos muebles y restaurarlos te garantizará la autenticidad que unos grandes almacenes no pueden proporcionarte.

3. Elige cuadros y complementos originales. Una de las claves para no meter la pata es ser original, pero de verdad. Hay quien piensa que “ser vintage” es poner un cuadro con un póster de Audrey Hepburn. O quizás sobrecargar la estancia con muebles. Bien, están totalmente equivocados. El estilo vintage de hoy está depurado, integra la esencia del minimalismo. Se basa en combinar la elegancia de los años 60 con la tecnología y las necesidades de la última década.

4. Busca el equilibrio. Al igual que en los puntos anteriores hemos señalado, antes de comenzar a comprar muebles, es muy importante definir de forma exacta qué es lo que queremos, donde lo vamos a comprar, o si vamos a invertir en artículos restaurados. La clave está en integrar elementos antiguos en nuestro hogar, sin olvidarnos de que vivimos en 2017.