Llama gratis 900 102 770
info@mudanzaslasnaciones.com

¿Qué es un almacén logístico?

Articulo actualizado

Las empresas que deben manipular grandes inventarios que se mueven constantemente, tienen la necesidad de contar con un almacén logístico. Todos podemos saber lo que es un almacén, pero se nos complica la definición cuando hablamos de almacén logístico. Podemos definirlo como un espacio que presta un servicio a una empresa industrial para manipular, almacenar y distribuir diversos productos, buscando siempre la optimización del espacio. Pero como todo almacén, debe seguir una estructura y diversos procedimientos para llegar a tener éxito en las labores a llevar a cabo. Si quieres saber más lea sobre nuestro sistema de picking y packing.

Tipos de almacenes

Según su naturaleza

El primer tipo de almacén que nos vamos a encontrar son los que se dividen dependiendo de la naturaleza de los productos que se manipulan. Por ejemplo, se puede dar el caso de que sean productos que necesiten mantenerse fríos para su conservación, o que sean objetos muy valiosos. Esos hechos, determinarán la conformación de las estructuras y herramientas para operar.

Distribución logística

El segundo tipo de almacén se divide según su distribución logística. Esto quiere decir que el almacén varía si es usado como un depósito de artículos que permanecerán allí un largo período, o si se trata de una espera temporal, así como artículos que simplemente están en tránsito hacia su destino final. El objetivo de este tipo de almacenes logísticos es de poder aglutinar artículos  de distintas empresas para así poder reducir los costes de mantenimiento, y mejorar el precio que ofrecen por su servicio.

Régimen jurídico

El tercer tipo de almacén hace referencia a su régimen jurídico. Esto quiere decir que  si el almacén se encuentra simplemente alquilado o es propiedad de la empresa de distribución.

Según su proceso de manipulación

Por último, se divide a los almacenes logísticos según su proceso de manipulación, el cual es muy importante para la eficiencia y eficacia del depósito, ya que va a definir los procedimientos que se deben seguir para un funcionamiento óptimo de los productos.  El más habitual es el de artículos convencionales, los cuales se deben dividir si son productos apilables y si son productos pesados o ligeros. También están los procedimientos dinámicos, que consiste en un almacenaje ‘’Push-Pull’’, que permitirá cargar y descargar los paquetes de manera rápida.

Modelos de almacenamiento

A partir de estos tipos de almacenamiento, nacieron modelos que ayudaron a los almacenes logísticos a llevar a cabo de manera más eficaz cada uno de los procesos que allí se realizan. Es primordial contar con su sistema de almacenamiento por productos terminados, el cual tiene como finalidad mantener estos artículos en una zona específica hasta el día de su distribución. También están los almacenajes de desperdicios, que son productos que fueron rechazados por su mala calidad o errores de fabricación, que no quiso el cliente. De igual manera, es distinto el modelo de almacenaje para gases, los cuales deben ser custodiados con sumo cuidado  por ser materiales inflamables y altamente peligrosos.

También está la opción de tener que almacenar líquidos. Estos pueden ser almacenados en cañerías o pequeños depósitos hasta que llegue el momento de entregar al cliente.

Por último los modelos de almacenamiento se pueden dividir dependiendo de la localización en la que se sitúen. Existen los regionales, que se encuentran cerca de las zonas donde se fabrican los productos, haciendo mucho más sencillo el transporte para las empresas fabricantes. Luego, tenemos los modelos de almacenamientos centrales, los cuales se ubican mucho más cerca de las zonas de distribución y venta de sus productos.

El coste del almacén logístico como beneficio

Si mantenemos cada uno de los procedimientos, y seguimos uno de los modelos de almacenamiento que  hemos mencionado, veremos beneficios tales como el hecho de que el coste de transporte se va a reducir, se van a satisfacer altas demandas de distribución y de entrega a los clientes, quienes serán al final los que van a recomendar o no el trabajo. Si se realiza una buena labor, seguramente los clientes van aumentar significativamente. En Mudanzas Las Naciones contamos con almacenes logísticos perfectamente estructurados y con capacidad para posibilitar la reducción de costes al máximo.

También habrá menos pérdidas de artículos, ya que habrá un mejor control del inventario y una mejor conservación de los productos. De esta manera, si manejas un almacén logístico, estarás mucho más tranquilo al saber que los objetos estarán bien cuidados.

Las distintas formas de almacenes logísticos que hemos mencionado se fueron formando a medida que iban presentándose situaciones de grandes problemas y conflictos que impedían la eficiencia de los trabajadores y, por lo tanto, de la empresa distribuidora.

El hecho es que hemos podido conseguir respuestas para diversos contextos, que nos permite entender que cada día, a medida que surjan nuevas necesidades, vamos a estar en disposición de poder responder de manera rápida a cada uno de esos problemas.

Política de Privacidad Aviso Legal Politica de Cookies
WhatsApp chat