Seleccionar página

¿Qué tipo de calefacción es mejor?

Al igual que pasa con los vehículos, el mantenimiento de una casa debe ser también un factor que debemos tener en cuenta si queremos asegurarnos de mantener un equilibrio en nuestro presupuesto. A nivel económico, la diferencia entre varios tipos de calefacción, así como el aislamiento de las ventanas, pueden ayudarnos a reducir nuestra factura energética en más de un 50%. Saber qué tipo de calefacción es mejor dependerá de nuestro presupuesto y nuestra conciencia con el medio ambiente.

 

Tipos de calefacción

Para hacernos una pequeña idea de los distintos aparatos que hay en el mercado para calentar nuestro hogar vamos a elaborar una lista con los más importantes:

1. Suelo radiante. Este tipo de calefacción es, sin duda alguna, la más valorada hoy en día. No sólo permite ahorrar energía, sino que el calor dura mucho tiempo y permite aumentar el confort y que los niños jueguen en el suelo sin resfriarse. El único problema que tiene es que la instalación es cara si tenemos que levantar el suelo para ponerla, lo mejor es instalarla cuando se hace una vivienda nueva.

2. Caldera. Un sistema de calefacción de caldera y radiadores es de los más utilizados. El único inconveniente de este sistema es que la fluctuación del precio del gasoil hace que nuestra factura energética se dispare en los años en los que el petróleo sube sin control. Además, es el método que más contamina.

3. Bomba de aire de calor. Este equipo de calefacción suele formar parte de un aparato de refrigeración. Normalmente la mayoría de aires acondicionados incluyen bomba de calor y bomba de frío. La instalación es sencilla y los precios han bajado más de un 40% en los últimos 10 años. Mientras que en el año 2005 un buen aire acondicionado con bomba de calor te podía salir fácilmente por 1.200€, ahora es relativamente sencillo encontrar aparatos entre los 600 y los 900€.

4. Radiador de aceite. Los radiadores son muy populares porque no necesitan instalación. Funcionan con corriente eléctrica y el precio ha bajado de forma significativa desde los años 90. Ahora mismo se puede comprar un radiador potente de una marca conocida por entre 50 y 100€. Tienen la capacidad de calentar una habitación y normalmente se suelen tener varios en una misma casa. Especialmente en el baño, dormitorios y en el salón.

 

El Guardamuebles, tu mejor aliado a la hora de cambiar el tipo de calefacción

También podemos encontrar otro tipo de instrumentos que emiten calor como un brasero (popular en el sur de España). Aunque no se consideran de calefacción ya que sólo sirven para una zona pequeña como una mesa, no una habitación. Si nos estamos planteando cambiar un antiguo brasero por un tipo de calefacción más moderno, contar con ayuda nos vendrá muy bien. Especialmente si tenemos que hacer una pequeña obra en casa.

Desde Mudanzas Las Naciones, ofrecemos el servicio del Guardamuebles. Especialmente útil para guardar esos muebles que estorban en una obra o reforma.